Alirio Palacios





Paisaje, Retrato y Abstracción


en la Trayectoria del Maestro


Alirio Palacios

Link al sitio oficial

Mostrando image001.jpg



Manchas de Asombro II

Exposición Individual del Maestro Alirio Palacios 

Galería de Arte Ascaso

domingo 21 de septiembre de 2014

Entrevista y fotografía: Gladys Calzadilla 

“Quise retomar el nombre de Manchas de Asombro, de aquella primera exposición que hice en el 84, en Estudio Actual, porque me gusta mucho, porque siempre he buscado la figura en las manchas y hago las manchas pensando en la figura... Hay personas en mis manchas, hay animales, hay caballos... todo proviene o se convierte en una mancha de tinta negra, gris, sepia... luego entran los colores y el dibujo.” Alirio Palacios
Alirio Palacios Grabador, Pintor y Escultor Venezolano



Manchas que se vuelven obra de arte, trazos que el artista convierte en cabillas, y éstas a su vez unidas, resultan una escultura. 

Materiales rudos y trabajo fuerte, que contienen un gran sentido poético, que cuentan las grandes hazañas del hombre a lo largo de la historia. Los tres grandes temas que le han ocupado su versátil carrera gráfico-plástica, están representados en la muestra. El caballo, un perfil femenino, y el paisaje.

En la Sala I de la Galería de Arte Ascaso se hace tangible una fantasía con humor. El maestro hace una relación entre los forajidos de las películas norteamericanas y lo relaciona con algunos fascinerosos motorizados que transitan por la Ciudad, convirtiéndolos en dibujos de gran formato, relieves escultóricos donde el forajido tiene como fondo manchas que nos recuerdan la piel de los muros de la metrópoli y el enrejado que se ha convertido en normal en todas las áreas de la urbe por razones de seguridad. 


También podemos integrarnos a sus árboles con pájaros y peces voladores, caballos que sin jinete se despliegan en este bosque de concreto. En su serie A propósito de Remington, Palacios desarrolla su versión particular del motivo, en franca alusión a la obra de un destacado pintor del oeste americano. Jinetes a caballo, esculturas que simulan un ejército, bandidos que cuentan un relato, que huyen con el botín...








Nos indica el maestro Palacios “…siempre me han fascinado los caballos, viajé a China y otros lugares del mundo dibujando caballos, dibujar, dibujar, papel, papel eso quiero hacer hasta el último día…”.Un poema de Vicente Gerbasi recoge con mucha fuerza y pocas líneas, el espíritu de la obra de Alirio Palacios



UN CUADRO DE ALIRIO PALACIOS

Vicente Gerbasi

Los peces colgados

entre sombras


y resplandores


el rostro de un hombre


detrás de una telaraña


los ojos


de los pájaros muertos


cabezas de perros


ladrándole a la luna


fantasmas huyendo


con la lluvia


la brujería en el Delta


del Orinoco


me coloca dentro y fuera del cuadro


ante un espejo.



Continuando el recorrido observamos el lado romántico de Alirio Palacios el hombre que admira a alguien muy especial y la hace eterna en sus cuadros. Al respecto nos indica Palacios “La dibujaba, la dibujaba y la dibujaba sobre papel hasta que decidí matarla, ya no la dibujo aunque es la mujer que amé”. Así se llama este segmento “la mujer que ame” rostros coloridos, negados por transparencias, nostálgicos entre azules y tierra, siluetas borrosas que se hacen luego nítidas como la decisión de desaparecerla eternizándola en homenaje a su amor. 




La serie de cabezas inspiradas en una pintura de Johannes Vermeer, La Mujer del Arete de Perla “Ellas representan a la mujer que siempre amé, es la mujer de Vermeer que sigo pintando...Todas mis mujeres tienen la misma proporción, pero logro cambiarlas y crear una totalmente distinta a las demás, como en la naturaleza. Nadie es igual a otro. Dios es grande porque nos ha hecho únicos e irrepetibles, eso me espeluzna.”


La Sala 3 Observar y Asombrarse, contiene el proceso de abstracción conexo con su viaje a China, la evolución de su capacidad de observar y vincular formas de manera poética con los símbolos que son reiterados en sus creaciones, “Buscar para encontrar”, es una frase que acuñó Leonardo Da Vinci, pero antes usaban los chinos.

El maestro Alirio Palacios refiere “coloca una piedra delante de ti, obsérvala y siempre conseguirás algo nuevo, siempre hay algo más. La mancha es un caballo con las patas hacia atrás, es un pez que vuela, es abstracción.”, luego reconoce la cualidad como dibujante de uno de sus referentes “Reverón fue el mejor dibujante, el no pintaba dibujaba, siempre dibujó, lástima que no hiciera grabado.” Prosigue planteando “Vengo del Delta, donde las cosas son sombrías, habiéndolo vivido tienes dentro una fuerza de negrura sombría. Es terrible pero natural… el Delta es una fuerza dentro de mí, es un ejercicio que me ayuda a luchar contra cualquier cosa”

Alirio Palacios

Nació en Tucupita, Territorio Delta Amacuro, en el año 1944. Estudió en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas, en las secciones de Arte Puro y Artes Gráficas. Viaja a Europa por primera vez para representar a Venezuela en el VII Festival de la Juventud de Viena y se muda a Italia con el propósito de incorporarse a la Academia de Bellas Artes de Roma. De allí se traslada a la Universidad de Bellas Artes de Pekín, China, donde realiza estudios de grabado. Vive en Polonia para proseguir su investigación plástica en Varsovia. Motivado por cultivar sus conocimientos y apasionado en la utilización de nuevos materiales, retoma sus estudios en Berlín Occidental, va a Suiza y posteriormente a la Universidad de Cracovia. Pintor, dibujante, grabador, diseñador gráfico y colorista por naturaleza, Palacios ha buscado en toda su obra una síntesis de grafismo y color. Desde sus comienzos fue figurativo y, aunque al principio empleó tonalidades sombrías, después aclaró su colorido y composición, tornándose sugerentemente poético; con ciertos elementos lineales tomados del diseño publicitario. En realidad se trataba más de una expresión de abstraccionismo lírico que de una figuración, términos entre los cuales fluctuó la concepción de Alirio Palacios: subjetivo en su comportamiento ante el color y realista en la necesidad de expresar imágenes que le son dictadas por su realidad, desde lo agudo y disciplinado de su pensamiento. Se ha expresado en todas las técnicas gráficas cuyo oficio le han dado a conocer como uno de los grabadores venezolanos más destacados. Puede encontrarse en sus últimos trabajos elemento de influencia surrealista combinado con rasgos propios de su figuración expresionista, en cuya línea se ha mantenido a lo largo de toda su obra.

En la actualidad reside entre Caracas y Nueva York donde también ha instalado un taller de trabajo en el Soho. Nueva York es fuente importante del arte contemporáneo y del arte tradicional.
Biografía 

Dibujante, grabador, pintor y diseñador gráfico. Realizó sus estudios primarios en el campo petrolero de San Tomé y en El Tigre (Edo. Anzoátegui), y de arte puro y artes gráficas en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas (1954-1960). Entre sus maestros estaban Alejandro Otero, Mateo Manaure, Gerd Leufert y Gego. En 1957 obtiene el premio de artes gráficas, sección afiches, en la Escuela Cristóbal Rojas, y en 1961 participa en el Salón Planchart y en el XXII Salón Oficial, donde recibe dos premios: el Henrique Otero Vizcarrondo y el Roma, el cual le valió un viaje a Europa. Este mismo año representa a Venezuela en el VII Festival de la Juventud en Viena. Al año siguiente expone con Francisco Bellorín en la Escuela Cristóbal Rojas. Entre 1961 y 1962 vive en Italia y estudia en la Academia de Bellas Artes de Roma. En 1962 recibe una beca del gobierno chino para estudiar escenografía; se traslada a Pekín y se inscribe en la Universidad de Bellas Artes, donde estudia xilografía en la Facultad de Grabado con Li Ko Yang y el decano Li Hua. De esa época es su Estudio de cabeza de cabra (xilografía, 1963) y Estudio para pájaros, según Pai-She (tinta china, pigmento y agua de té sobre papel de arroz, 1963). A partir de su estadía en China desarrolla el trazo caligráfico que le dará un sello particular a su trabajo y perfecciona el uso de la tinta y el color negro. En 1965 regresa a Venezuela y trabaja en el Taller de Diseño del Inciba con Alejandro Otero, quien declaraba que "Alirio es el único caso que conozco en que una sensibilidad y una experiencia de pintor en lugar de resolverse en la tela, por la pintura, o directamente sobre el papel, por el dibujo, se resuelven por el buril a través de la plancha grabada, o por otras técnicas propias de este medio gráfico" (citado en González, 1976). En 1966, junto a Manuel Espinoza y José Antonio Dávila, forma parte de una colectiva en la Sala Mendoza. Participa en el XXVII Salón Oficial con tres óleos sobre tela: Flores para el estudiante muerto, Tejedor de energía Dios I y Tejedor de energía Dios II. En 1968 se encarga del diseño de la Revista Nacional de Cultura y de la revista Imagen, y participa en el X Salón Nacional de Dibujo y Grabado (Facultad de Arquitectura y Urbanismo, UCV). 



Inmigrantes. 1973. Mezzotinta y punta seca (9/10). 14,9 x 11,6 cm. FMN.
Inmigrantes. 1973. Mezzotinta y punta seca (9/10). 14,9 x 11,6 cm. FMN. 


Amigos. 1974. Mezzotinta. 11,2 x 14,6 cm. FMN. 



  Homenaje a la calle Spadzispa. 1975. Mezzotinta (1/20). 14,8 x 11,3 cm. FMN.
Homenaje a la calle Spadzispa. 1975. Mezzotinta (1/20). 14,8 x 11,3 cm. FMN.
A finales de 1968 inicia sus estudios en la Universidad de Varsovia, donde se especializa en técnicas gráficas con Ruzinski y diseño con Tomasweski. En 1969 asiste al taller de grabado de la Academia de Arte de Berlín Occidental y en 1970 expone en la Galería Stara Kodergarda en Varsovia. Entre 1970 y 1972 reside en Caracas hasta que en 1973 se traslada a Ginebra (Suiza) y estudia en el Centro del Grabado Contemporáneo. En 1974 prosigue sus estudios de grabado en Cracovia (Polonia), especializándose en aguafuerte y mezzotinta, técnica con la que produce grabados ejemplares. Entre 1975 y 1984 vive y trabaja en Caracas, retoma el diseño de la Revista Nacional de Cultura, comienza a impartir clases de ilustración en el Instituto Neumann y forma parte del programa de pintura infantil en calles y clases promocionado por la Gobernación del Distrito Federal (Caracas). Después de una etapa marcada por la influencia de la nueva figuración y Francis Bacon, como se observa en obras como Anunciación (mezzotinta, 1975), y una serie de dibujos poéticos en donde las figuras se diluyen en espacios cerrados, comienza a trabajar la serie Memorias del latifundio, en la que emergen personajes provenientes del realismo mágico, que habitan espacios indefinidos, acompañados de criaturas, perros, pájaros y caballos. En esos trabajos, ejecutados con pigmentos diluibles al agua sobre tela, predominan las veladuras, los planos geométricos y los trazos libres, en los que se unen las disciplinas gráficas, el dibujo y la pintura, como en Diálogo horizontal y fauna mayor (tinta, creyón sobre papel perforado, 1981). Desde ese momento trabaja el papel como una matriz de grabado, realizando trazos con buriles, impresiones en seco de rejillas y cuadrículas, incisiones y perforaciones; por otra parte comienza a empatar las láminas de papel para elaborar obras en formatos más grandes. En 1976 funda junto a otros artistas venezolanos el TAGA. 


Bautizados y herejes. 1979. Carboncillo y acrílico sobre tela. 161 x 161 cm. FMN
Bautizados y herejes. 1979. Carboncillo y acrílico sobre tela. 161 x 161 cm. FMN
En 1977 recibe el Premio Nacional de Artes Plásticas y se incorpora al equipo docente del Cegra, y con Carlos Hernández Guerra representa a Venezuela en la XIV Bienal de São Paulo. Juan Calzadilla escribe en esa época: "Palacios se plantea la elaboración pictórica como un ejercicio antiacadémico, que rechaza las transposiciones fotográficas y los efectos fijos de una imagen descriptiva. En este sentido, él es fiel a su formación dibujística, por muchas razones emparentadas a la impronta caligráfica, y no podemos perder de vista, para comprender su pintura, que Palacios es un notable grabador que no desdeña emplear ninguna de las técnicas que están al alcance de su mano" (1977). En 1979 viaja a Bulgaria como comisario de la representación venezolana en la III Trienal de la Pintura Realista. En esa época realiza numerosos dibujos con pastel, creyón y carboncillo, como Nunca la veo del mismo modo IV (colección GAN, 1979). En 1981 gana uno de los tres premios de adquisición (GAN) en la I Bienal Nacional de Artes Visuales, en el MBA. 
Nunca la veo del mismo modo IV. 1979. Pastel, creyón y carboncillo sobre papel. 114 x 82 cm. FMN
Nunca la veo del mismo modo IV. 1979. Pastel, creyón y carboncillo sobre papel. 114 x 82 cm. FMN

En 1985 viaja a Nueva York e instala su taller en el Soho. Este año es nombrado asesor cultural del Consulado de Venezuela en esa ciudad. En 1987 es adscrito a la misión permanente de Venezuela ante la ONU como consejero cultural. En los años noventa inició las series de Caballos mágicos, inspirados en la pintura china y formó parte de múltiples colectivas, entre las que destacan: "Magic and Reality" (Kent Fine Art, Nueva York, 1990), "Perspective on the Present Contemporary Painting in Latin America" (Museo de Arte, Nagoya, Japón, 1991), "Los 60. La década prodigiosa" (MBA), "Plástica de América Latina y el Caribe" (UNESCO, París, 1999) y "Plástica latinoamericana" (Espacio Cultural de Colombia, Washington, 1999). En sus últimas obras, Palacios ha retomado la tradición oriental de la xilografía y las figuras emblemáticas, para desarrollar dibujos, grabados y ensamblajes en madera inspirados en el arte chino, entre ellas Sobre el caballo de Lin-Ku-Lin (tabla grabada con la cual realizó una edición intervenida). Por otra parte, en su serie de Concretografías (1998-1999), ha desarrollado impresiones de "paisajes" gestuales a partir de matrices de concreto. En la actualidad vive entre Nueva York y Caracas. La GAN tiene en su colección un significativo número de obras (serigrafías, mezzotintas, pinturas) fechadas entre 1972 y 1987, entre ellas Bautizados y herejes (carboncillo y acrílico, 1979) y Diálogo interior de la familia hereje (tinta, creyón y pastel sobre papel, 1981). 
Diálogo horizontal y la fauna mayor. 1980-1981. Grafito, tinta, sanguina, acrílico, creyón, pastel, carboncillo, repujado sobre papel adherido a tela. 224,7 x 112,5 cm. FMN

Nombre completo
Alirio Palacios
Nacimiento: 12 de diciembre de 1944, Tucupita, Edo. Delta Amacuro - Venezuela 
Muere: 11 de septiembre de 2015 a los 77 años de edad en Caracas, Venezuela.
Nacionalidad
Venezolano
Área
Dibujante, grabador, pintor y diseñador gráfico


1 comentario:

  1. tengo una serigrafía de alirio palacio la e buscado en publicaciones y no la encuentro se trata de una imagen de la mona lisa si alguna persona interesada me puede ayudar, me puede enviar un correo negron838@gmail.com

    ResponderEliminar